viernes, 1 de septiembre de 2006

Malcolm European Summer Tour 2006. Hoy: Luxemburgo (2)

Palacio Granducal

Antes de ir a Luxemburgo poco o nada sabía yo de este país. Vale, está en el corazón de Europa. Es la sede de varias instituciones europeas importantes. El secreto bancario es casi como el suizo. Y ya.
Más datos por ahí, ahí o ahí. Y una visión extremadamente negativa aquí. La verdad es que no es para tanto.
Resulta que un colgado en el siglo X plantó en lo alto de una roca un castillo y de ahí a ser la cuna de la Unión Europea todo uno. La ciudad es agradable, limpia, toda llena de árboles y jardines y con dos ríos al fondo de dos barrancos a lo Cuenca pero con más agua. Por lo demás, hay bancos, muchos bancos, y funcionarios. Muy bonito el barrio de Grund y sorprende un poco el barrio europeo con todos sus edificios modernos. Y todo, con el león rampante gran ducal por todas partes.
Algunas curiosidades: el 15% de su población lo forman inmigrantes portugueses; tienen un idioma propio (aunque también el francés es idioma oficial); no permitieron a Ikea instalarse en el territorio así que los suecos pusieron una tienda en bélgica, a 500 metros de la frontera (19 km del centro de la capital) y el mayor acontecimiento del año es la superfoya (schueberfouer, en leztemburgués), que es como la peraleda pero más grande, con salchichas en vez de pollos asados y vasos de cerveza de cristal (nadie los roba ni se rompen, increible) en vez de plástico.
Realmente no da para demasiado. Aunque tiene una ventaja. No se tienen remordimientos por no hacer nada. Además como llueve casi a diario, lo de pasear tampoco es una opción recomendable. Conclusión: días de descanso a manta.
Eso sí. Se pueden hacer dos o tres visitas a los alrededores que merecen la pena. Además, eso de visitar 4 países en 200 km tiene su punto. Si alguna vez tienen que ir por allí, no dejen de subir a la torre de la catedral de Aachen (Aquisgrán), de pasear por Trier (Treveris) o por Maastricht (Mastrique, como diría Lope).
Un par de sorpresas agradables sin salir del granducado. Una exposición sobre Chaplin muy buena en el cuarto sótano de un banco. Pues sí, la sala de exposiciones, llamada Am Tunnel, estaba bajo tierra, en varios pasillos que comunican los diferentes edificios del banco situados en varias manzanas. Daba un poco de miedo, la verdad.
Y otra exposición. En Clervaux. Procedente del MoMA, fue una muestra itinerante de fotos en los 50 que ahora tiene su sede permanente en el castillo de este pueblo. "The family of man". Si alguna vez les pilla cerca, no se la pierdan.
Y Luxemburgo da para poquito más. Si quieren ver las fotos, pasen a flickr y vean.
Mañana más.

2 comentarios:

dottoressa dijo...

sólo un detalle más: los mosaicos del Tesoro de la catedral de Aachen, una passsada! (homenajeando a P.Pardo)
y la exposición de The family of Man, preciosa.

nanyu dijo...

hace siglos que estuve en luxemburgo, pero lo de desayunar en un pais, comer en otro y cenar en otro es la bomba!