lunes, 23 de abril de 2007

Niño, deja ya de joder con la pelota...

Imaginen: Toledo, primeros años 80. Un niño de unos 5 u 6 años monísimo (ese era yo) y un poco repelente, para ser honestos, se dispuso, a eso de las 10:30 de la noche a ver una peli, de la segunda cadena entonces, que, según había leído en el periódico (ya les dije que era un poco repelente, en realidad, bastante, casi tanto como ahora), era muy buena: "El Imperio de los Sentidos". Seguramente entonces con dos rombos todavía. La madre del repelente le dice:"¿Qué haces? esta película no es para niños" y él respondió: "¿por qué? si vosotros decís que las películas de violencia no son para niños, y esta no es violenta, que lo he leído en el periódico". Hay que joderse con el niñato, debió pensar. No ví la peli, claro, no se podía discutir.

Varios años después, en pleno boom de las hombreras de los primeros 90, ese niño, convertido en un preadolescente escucha de su padre: "No quiero que vayáis a ver Pretiúman, no es una película para vosotros". Claro, pobre. Leyó algo de una puta, un tiburón de las finanzas, uf!. Demasiado para el niño, debió pensar. Menos mal que a esas alturas la autoridad paterna era algo cuestionable y, eso sí, de estrangis me fui al cine a verla (algo muy difícil en aquella época teniendo en cuenta que sólo había dos cines en todo toledo).

Y es que así son ellos. Mis padres, quiero decir. Con sus cosas buenas y sus cosas malas. Sus normas inquebrantables, sus manías. etc. Les hablaría largo y tendido de ellos y ellas pero es que resulta que me leen. Sí. mis padres me leen. A veces incluso comentan.

Ellos, históricamente reacios a las nuevas tecnologías (desde el tocadiscos, el vídeo o el microondas hasta el ordenador, sin ir más lejos), cuando las han abrazado, lo han hecho con la fe del converso y ahí están, al otro lado. Leyendo estas historias, a veces reales, a veces no tanto, comentando e, incluso, recomendando algunas entradas entre sus respectivas trupes.

Así que ya saben. Mis padres me leen por lo que, si alguna vez les cuento alguna historia que les tenga como protagonistas, voluntarios o involuntarios, no sean demasiado duros con ellos. Al fin y al cabo, lo hacen lo mejor que pueden.

Como dijo Sánchez Arévalo en los Goya, gracias papá y mamá por llenarme de amor y traumas para contar todas estas tonterías que se me ocurren.

Besos y abrazos.

21 comentarios:

CHAVETAS dijo...

Todavía recuerdo la colección de cedés que crecía poco a poco sin tener lector donde escucharlos. Tampoco se podían escuchar en el microondas.

claris dijo...

tampoco se podían escuchar en el microondas porque el 1º llegó sobre 1999, justito antes de cambiar de siglo, por los pelos...
y yo fui contigo a ver Pretty Woman de estrangis y eso que era aún más pequeña....
muchos besos

Colette dijo...

Ay, a mi no me dijero nada de lo de Pretty Woman...mis padres es que son unos libertinos!!!

Eso sí, aunque también era yo bastante resabida-repelente (como ahora pero más bajita) no me dió por intentar ver el Imperio de los Sentidos...

Cebolleta dijo...

Doctor, lamento desvelarle que la escapada furtiva al cine no fue ningún secreto; pero en esa , como en otras ocasiones, ante los hechos consumados, era más eficaz? o aparentemente más eficaz mirar para otro lado.
¡¡¡El arquitrabe, el sacrosanto arquitrabe de la autoridad podría derrumbarse.!!!
No quisiera yo doctor que mis visitas a esta consulta le impidieran "hablar largo y tendido" de nada. Aunque solo sea por los ahorros en terapia...
Por lo que respecta al último ruego, no tenga cuidado, doctor, ya que al ser desconocidos sus otros pacientes, lo tomaria yo como una aportación teórica a la Historia Universal de los Desencuentros Generacionales (algo por otra parte de lo que apenas hay nada dicho y escrito)
Y ahora, aprovechando la ocasión brindada permítame que le ofrezca un poema que someto a su consideración y a la de su audiencia. (Además, como el autor es bastante conocido, el acertante se conformará con media ovacíon.

"Pasada ya la cumbre de la vida,
justo del otro lado, yo contemplo
un paisaje no exento de belleza
en los días de sol, pero en invierno inhóspito.
Aquí sería dulce levantar la casa
que en otros climas no necesité,
aprendiendo a ser casto y a estar solo.
Un orden de vivir,es la sabiduría.
Y qué estremecimiento,
purificado, me recorrería
mientras que atiendo al mundo
de otro modo mejor, menos intenso,
y medito a las horas tranquilas de la noche,
cuando el tiempo convida a los estudios nobles,
el severo discurso de las ideologías
—o la advertencia de las constelaciones
en la bóveda azul...
Aunque el placer del pensamiento abstracto
es lo mismo que todos los placeres:
reino de juventud."

Dr. Malcolm dijo...

chavetas: aún tengo yo algunos vinilos SIN estrenar esperando la compra de un tocadiscos...

claris: no vayas de guay, que no eras, ni eres, MUCHO MÁS pequeña, cachonda.

colette: no saben sus padres lo que hicieron dejándole ir a ver semejante depravación (sobre todo por la música de roxette). por cierto, que luego ya no he visto el imperio de los sentidos.

querido páter cebolleta, esperaba ya su poema prometido y, aunque me imaginaba de quién sería el primero, le hacía yo más en plan noble arruinado entre las ruinas de su inteligencia... un beso

en todo caso, gracias.

Por cierto, que, en otros casos no sé, pero recuerdo que el de pretty woman fue un secreto desvelado por la claris y un servidor, ¿que no?

julio dijo...

Dr., ¿estás aquí el puente para el Desafío Trifonia Pádel Master Series?

Yo a estas alturas de la vida prefiero leerme lo del "que la vida en serio / uno lo empieza a comprender más tarde" y pensar que todavía estoy a tiempo.

CHAVETAS dijo...

A mí me prohibieron ver "Reservoir dogs" pero el bueno de Malcom la trajo en VHS bien fresquita del underground universitario y aquí un chaveta la visionó a escondidas. Hoy por hoy, es una de mis películas favoritas.

Lol V. Steiner dijo...

Jo, Doctor... lloro de emoción! A mi no me dejaron ver ni Pretty woman ni Dirty dancing. Y de las pelis de Walt Disney no salíamos, hasta que mi hermana y yo nos sabíamos los diálogos de memória y cuando nos decían de ver una de "esas" por enésima vez, lo recitábamos por lo de joder.
Igual por eso no soy demasiado cinéfila.
Veo que mis penas son compartidas!
Por cierto, padre Cebolleta, el poema se sale pero no sé de quién es (lo que tiene ser de ciencias).

Dr. Malcolm dijo...

julio: aquí estoy para el desafío... calentando sin parar.

chavetas: no me acordaba de ese decomiso cinéfilo...

lol: el sr. cebolleta a nosotros nunca nos hizo ver pelis de disney, a dios gracias.

Maruja Limón dijo...

¿ Se puede?... pues si lo leo y me gusta, y esta entrada me ha encantado, se me cae la baba, ¿ eso es malo Dr?, ¿ seran cosas de la edad?... nada grave que no tenga remedio. Como remedio ha ternido la inocencia infantil, aunque repelente, de leer los períodicos y creerse lo que pone. Lo de Pretiuman no lo sabia , o no lo recuerdo..¿ estaré perdiendo la memoria? o ¿ es memoria selectiva?. Pero ay pillines¡¡¡... que nos la dais con queso.. siempre que sea queso manchego .. bien dado está.
" La tecnología no es cosa mía", ya sabe Dr, este mal es casi irrecuperaable, pero comprenda que nunca jugué con el electroele, y sólo se que ON es ONDESENCIENDE.
¿ No se planchaban al vapor los vinilos?, porque plancha de vapor ya teniamos, todo un adelanto.
Gracias Dr. por la consulta. ¿ Se le debe algo?, o es de la Seguridad Social. Le quiero un beso.

Quintana dijo...

Es la primera vez que entro en este blog tan "majadero" y me ha gustado bastante lo que he leido.
Enhorabuena.
Si no te importa te ficho en los enlaces de mi blog para poder visitarte a menudo,..
Un Saludo.

Karina Montajista dijo...

Siempre lo sospeché, pero ahora lo tengo claro, mi padre y madre son unos depravados, yo fui a ver Pretty woman con ellos.

Bonita entrada, doctor.

besos

AlvaritoGafasDePasta dijo...

mis progenitores me prohibían ver sensación de vivir y melrose place, y también ver algunas películas...

esto de tener padres progres...


;)

saludos togados, compañero!










AlvaritoGafasDePasta

Dr. Malcolm dijo...

maruja: lo de que la tesnología no es para usté, pues como que relativo, que cuando quiere bien que aprende... y usté no debe ná, que la consulta la cubre el seguro

quintana: pues bienvenido hombre y agradecido por los halagos y por el enlace, le apunto a mi bloglines

karina: siento habérselo hecho ver así, pero sí, a lo que parece, depravaítos perdidos que son el aita la ama. besos

querido compañero togado, como decía la peli aquella, no todo el mundo puede presumir de haber tenido unos padres comunistas

Veva dijo...

Ja, yo si que vi el Imperio de los Sentidos con mi madre, anda, que decir que no es violenta.....! A mi me tocaron los padres "vamos a ser todos jipis- antifranquistas" osea, un desastre, pobres. No se qué tal madre soy, pero espero que ni tanto ni tan calvo.....

· · Yhebra · · dijo...

Doctor, me ha gustado la entrada. Y como me he emocionado, aprovecho para mandarle un beso mejillero con cierta gata gallega que me han dicho que anda viajera últimamente...

Lol V. Steiner dijo...

Alvaritogafasdepasta! A mi tampoco me dejaban ver esas series! Ni UVE, decían que luego tenía pesadillas. Pero por ahí no pasé, me tragué la serie entera en casas de mis colegas. Y tenía menos de 9 años, aún vivíamos en el pueblo. Lo recuerdo como si fuera anteayer (lo cual, por otro lado, es cierto).

Gata Vagabunda dijo...

Yhebra, beso entregado :)

Es majo el Doctor, ¿eh? parecía que entre un tipo con estudios y un gato de callejón no podía haber punto de encuentro, y ya ve usted, jejeje

Dr. Malcolm dijo...

eso, eso, recibido. otro para cada una.

y no sea modesta mujer, que todavía trato de entender no se qué cosas de catalizadores cósmicos con metales transitivos que me dijo...

Cebolleta dijo...

Ay doctor, que cabreo me entró el otro día, cuando después de haber escrito comentarios para varios pacientes, no sé donde toqué (bueno sí lo sé, pero mejor callar) y todo se disolvió en el espacio de lo "no escrito".
Trato de retomarlo: deseo pedirle que a la paciente Steiner le envie la receta que solicita en privado, por aquello de mantener un poco callado el nombre del poeta. Creo que muestra una buena predisposicion para que la medicina le sea eficaz.

Al paciente Julio deseo decirle que me alegra que comparta afición. ¿desde cuando es así?
El abuelo Cebolleta tiene una batallita para él:
Un día, hace mucho, mucho tiempo, se le pidió que tradujera unos versos de Byron y otros de Wordsworth que encabezaban un libro. ¿Recuerda que libro era?. Me gustaría que me dijera, aunque sea mentira, que aquel día decidió conocer el contenido de aquel libro.(Si desea encontrar las citas no será dificil, incluso estoy dispuesto a facilitarselas).

Por último doctor, para que la previsibilidad se cumpla por completo, voy a copiarle los versos que, como suponía pensé enviarle. No se confíe, que no siempre va a ser tan obvio.

"En un viejo país ineficiente,
algo así como España entre dos guerras
civiles, en un pueblo junto al mar,
poseer una casa y poca hacienda
y memoria ninguna. No leer,
no sufrir, no escribir, no pagar cuentas,
y vivir como un noble arruinado
entre las ruinas de mi inteligencia.

Dr. Malcolm dijo...

cebolleta, no desespere con la tecnología que poco a poco le irá cogiendo el punto.

la señorita Steiner ya tiene su receta. ya veremos cómo avanza en el tratamiento.