miércoles, 8 de noviembre de 2006

En Segovia


Pues sí, queridas y queridos pacientes, gracias a la casa que ha tenido a bien contratarme, he pasado dos días en la ciudad del acueducto, aprendiendo cosas como qué es la escucha activa, el poder blando y otras movidas de ese pelo. Estuvo bien. También nos dimos cuenta de que salir de copas un lunes en Segovia es un planazo. Por lo demás, todo sigue igual. Como la vida (sobre todo, la de Julio Iglesias).

¿Por qué les cuento todo esto? es una excusa más para:

(1) Contarles que cené con el Sr. GafasdePasta, segoviano hasta la médula, que dimos un bonito paseo con él de guía mientras me contaba bonitas historias segovianas sobre la más-que-dudosa judería segoviana y, sobre todo, que pude ver con mis propios ojos el lugar del "no me diga nada agente, que en el pecado llevo la penitencia"; y
(2) Para tener la excusa perfecta y ponerles una canción de Los Petersellers, iconos de la cultura popular injustamente tratados por la crítica (que no el público) que aborda de forma peculiar temas tan nuestros como la segovianidad del cochinillo o los regímenes (alimentarios, se entiende), todo ello a ritmo del gran Ray Charles y su hit the road jack.

Pues eso querida audiencia: ¡¡Lechón!!


Powered by Castpost

3 comentarios:

ruvias intelijentes dijo...

huna vuena amiga nuestra (amiga de nuestro queridisisimo AGDP para mas señas), admiradora eya de la virgen de la fuencisla, afirma que el acueducto lo izo el demonio i no los romanos (que se apuntaron luego el tanto). la istoria es beridica pero no la recordamos vien. le diremos que pase por haqui.

vesos ruvios, ruvios. pero ruvios naturales, eh?

ana dijo...

sabes que los petersellers son un poco kobras...?

Colette dijo...

Nicki Lauda, agárrate fuerte, Nicki Lauda, que viene una curva, Nicky Lauda, oreja a la plancha....nananiniaaaaaa!!