martes, 19 de junio de 2007

el cine español era una fiesta

Y lo que viene ahora son algunas ideas, completamente irreflexivas, como me corresponde, sobre el cine español, la ley del cine que se nos viene encima, y todo eso.

Resulta que Alberto, en Libro de Notas, citando a Ónega, nos pregunta qué opinamos del cine español y de la ley que se nos viene encima. Yo, que soy un chico obediente y sin saber sobre la ley nada más que lo que dicen los periódicos (con lo que eso supone: periodistas hablando de cine y leyes, para echarse a temblarrrr) lanzo las siguientes afirmaciones, gratuitas por supuesto:

- El cine español no es tan bueno como creen los que lo hacen ni tan malo como dicen los que no lo ven. Hay algunas, pocas, pelis buenas y otras muchas malas de solemnidad. Malas por pretenciosas, por revanchistas, por retrógradas, por revisionistas,... Y las que son buenas lo son porque emocionan, porque hacen reir, porque cuentan historias verosímiles, porque están bien interpretadas, dirigidas, etc.

- Somos catetos y cainitas. Lo primero nos lleva a adorar de forma similar infumables bodrios iraníes y la penúltima idiotez de sandra bullock. Productos ambos tan lejanos de nuestra sensibilidad, nuestra cultura, de nuestra forma de ver el mundo que sólo si los observáramos como un documental merecerían la pena. Lo segundo nos hace tener dos varas de medir (qué español es eso). Nos hace pedirle al cine español lo que no nos puede dar y no apreciar lo que sí nos da.

- No hacía falta una ley del cine para que todo siga igual. Y si hacemos una, que no sea para obligar a que haya un peli española en cartel por decreto porque, acto seguido, una de dos, o los distribuidores y dueños de las salas se van a la puerta del ministerio a pedir el dinero que antes iba a los productores (tan contentos ellos de poder "colocar" fácilmente sus bodrios", o bien, empezarán a cerrar (todavía más) los cines, llevándonos a las afueras de las ciudades a ver, otra vez, a sandra bullock.

- Una propuesta: pongamos a competir a las pelis en igualdad de condiciones en lo que podemos (no hablo de promoción, notoriedad de los actores, o así. Al menos para esto último, tendríamos que pedirle a Pe que empezara por el producto nacional y se dejara de americanismos). Un buen doblaje, y en españa es de los mejores pues 50 años nos contemplan, hace que hasta madonna sea buena actriz mientras que a la pataky, que está muy buena, eso sí, ni garci es capaz de hacerla decir una frase con un mínimo de talento. Así que, el cine en las salas en V.O. Ya de paso podríamos hacer que el nivel de inglés de los españolitos mejorara un poquito y, mira tú, dos pájaros de un tiro.

-Ah!, pero es que si hacemos eso los del doblaje se ponen en huelga. Pues son idiotas, les diría yo. Con 6 canales de televisión nacional y otros tantos autonómicos en abierto y mil más en codificado, más la TDT, más las series, más ... hay mercado para ellos. El doblaje no se acaba en el cine, es más, me da que debe ser el menor de los negocios. Sería mucho aspirar a una tele como la holandesa donde todo, sí, sí, TODO, está en V.O.

- Otra cuestión es decidir si jugamos en la liga de los artistas-creadores o en la de los empresarios-industriales. Eso en américa lo tiene claro. Han creado hasta un marca paralela llamada sundance y hasta Antonio Banderas lo ha entendido. Hay tarta para todos en las dos ligas pero, de la misma forma que nadie compararía en su sano juicio Torrente con Pequeña Miss Sunshine, por poner un ejemplo, no podemos querer competir frente a terminator 5 con un drama intimista ambientado, cómo no, en la posguerra en el que una mujer adelantada a su tiempo tiene que luchar por sacar adelante a su familia mientras intenta esquivar sin que se note al coronel franquista que se ha enamorado de ella y que, sin él saberlo, es el asesino de su marido.

- Si, con todo eso, el cine español sigue yendo mal, a los señores del cine les digo, ¿no será que van ustedes desnudos, como el emperador, y nadie se lo ha dicho hasta ahora?

Ale y después de estos pensamientos à la licenciado vidriera, cómo dice Alberto en su columna, a posicionarse! Ar!

11 comentarios:

fanshawe dijo...

Pues sí que es obediente, sí. Pienso en lo que ha dicho y le contesto más tarde...

Colette dijo...

Estoy completamente de acuerdo en varias cosas:
- las dos varas de medir de los españoles, que adoramos todo lo de fuera por considerarlo mejor aunque no tengamos ni repajolera idea de cómo se hacen las cosas en esos lugares.

- V.O. YA!!!!!!!Es que la diferencia es total!!!

- que en el cine español hay de todo, bueno, malo y peor. Pero que este rollo del revisionismo y el izquierdismo desprovisto de toda crítica que se deja ver en ciertas pelis, a mi, personalmente me cansa.

- Elsa Pataky es remona, pero como actriz es un sufrir.

- en lo que no estoy de acuerdo es en lo del "bodrio iraní". Las pelis a veces pueden tener una función educativa paralela a al de una novela histórica (miedo me da esta palabra porque aquí el más tonto hace novelas históricas. Te permite conocer realidades sociales de otros lugares y eso creo que es bueno.

Y paro ya, que me enrollo cual persiana.

Gata Vagabunda dijo...

¿Me da su consentimiento para plagiar y enlazar este ejemplar post en algún momento de esta semana desde el Callejón?

Dr. Malcolm dijo...

por supuesto, todo suyo.

Fidelio dijo...

¿qué puedo yo añadir? Estupendo post Doc.

Yo me descojono de la gente que te habla del cine oriental como si fuera lo único digno de ver y, por supuesto, bajo ningún concepto se acerca a un cine a ver una peli española (cuando las hay tan buenas, y las hay tan malas).

El cine produce obras maestras y bodrios, por igual. Y en medio un amplio abanico de películas que oscilan entre brillantes y soportables. Y películas que ni lo uno ni lo otro pero entretienen, divierten, emocionan, abstraen o simplemente, molan. Incluso las realizadas por gentes de izquierda, de ese revisionismo casposo que apunta Colette.

No me gustan los dogmas. Así que no me gustan las personas que no ven películas americanas porque comulgan con la idea de que las únicas que merecen la pena ver son las europeas. O aquellos que bajo ningún concepto cambian a "su" Kiewslovski (creo que las uves van al revés) por Matrix Reloaded. De todo hay, joder, de todo hay.

Me quedo con Terminator II antes que con El cielo protector de Bertolucci. Y me quedo tan ancho diciéndolo, leñe. Porque al final el cine, como tantas expresiones artísticas, deben ser valoradas por el efecto que causan al espectador así, de forma individual, y no en lo que dice la columna de Carlos Boyero o la calificación que recibe en la Guia del Ocio. Y me gusta más el Chuarzenaguer dando leches que una irreconocible Debra Winger. Y si soy fatuo o ignorante, pos fale, pos lo soy.

Ale, ya me he desahogado.

julio dijo...

¡Debra Winger es Dios! ¿Quién se atreve a criticarla?

Bueno, sobre el tema del post, por supuesto que hay de todo en el cine español, pelis malas y pelis buenas, pero el problema es que hay demasiados espectadores con prejuicios y demasiados pseudoartistas viviendo de las subvenciones.

¡V.O. ya!

johnny chaveta dijo...

Subrayo lo que dice julio:
demasiados espectadores con prejuicios y demasiados pseudoartistas viviendo de las subvenciones.
Esta ley se parece a la mítica canción que decía "si tu no fueras tan americano, yo no sería tan ruso" o así prefiero verla.

johnny chaveta dijo...

Subrayo lo que dice julio:
demasiados espectadores con prejuicios y demasiados pseudoartistas viviendo de las subvenciones.
Esta ley se parece a la mítica canción que decía "si tu no fueras tan americano, yo no sería tan ruso" o así prefiero verla.

Colette dijo...

Oye Fidelio, que hay muchas pelis americanas estupendísimas de la muerte, que no voy a ser yo quien lo niegue. Pelis actuales y muchas antiguas, de la éopca de oro de jolibú.

Y en el lado opuesto, a mí, por ejemplo, Truffaut me parece un soberano coñazo, ¡qué le vamos a hacer!

A mí me gustan las pelis sinceras, que cuentan cosas, que te sorprenden y, por eso, te entretienen. Pero sobretodo me gustan las pelis que hacen pensar. Cuando te lo dan todo pensadito y mascado me parece un coñazo.
Quizá parezca una petarda pero, una pelicula que me encantó y la mayoría de personas a las que conozco detesta es DOGVILLE de Lars Von Trier.

Sin embargo tengo que decir una cosa. Aunque hay pelis buenas, la verdad es que el cine español en algunos casos sigue anclado en los estereotipos de la transición y el destape. Pena total es lo que sentí en cierto festival de cine cuando comprobé que las propuestas españolas (todas ellas amateur, eso es ciert)eran casposas y tirando a salidorras y que las ideas elaboradas y la originalidad llegaban de nuestros queridos primos latinoamericanos. Me dio vergüenza. Pero más pena me dió ver en una proyección gratuita en la calle, a todo el público encantado con una película ordinaria, llena de tópicos y sin argumento alguno, que explotaba una y otra vez los manidos argumentos de la comedia de destape y enredo de los 70. Prefiero no dar nombres, pero esta peli estuvo en cartel en todos los cines.

Ahora llamadme pedante y sobretodo, decidme lo mucho que me enrollo...lo seeeeeeeeee!!!!!! Es que no me puedo contener!!

M. dijo...

Sticho es una de mis películas favoritas y es española

Mll D. dijo...

Holap Doc,
Pues sí resulta sorprendente y cansador que todo aquí sea en Español. Como en gringolandia, que todo es en inglés. Parece que el mundo se compacta y se pierde la dimensión.
Sinceramente, y por herencia, paso -dentro de lo posible- de ir a cine que no sea en VO (y no por pedante, sino por costumbre), pero hay ciertas cosas de la fonética del cine que con la traducción se pierden, y lo siento, me enerva. Además, oir hablar a Travolta -o quien sea- en españish con ñ es atroz!!!
En fin, que yo estoy con Fidelio y en general me gusta un poco de todo. No siempre, y depende con quien.
Lo de la ley me parece triste y el proteccionismo llevado a extremo me parece un error porque conduce al simplismo -no siempre obviamente- y a la poca búsqueda y creatividad.
Es como que eso que pretende ser una oportunidad se vuelve un impedimento.

A mí me gusta el cine español. Desde afuera la perspectiva es otra. Lo que nos llega ha venido de la mano de Almodovar, y entre pelis que me acuerdo están "el día de la bestia -o asín" y la de Mar Adentro.

La onda del destape no es por nosotros tan conocido. Entre otros motivos porque a) ya nos destapamos y b) seguimos más cubiertos que ustedes ahora. Pero el cine español es válido.

Lo veo un poco pausado, comparado por ejemplo, al latinoamericano (mexicano o argentino) pero si la comparación no es buena, peor la comparación por "generalización" así que me callo.
A mí me gusta el cine español y detesto las pelis que nos son VO.
Se imaginan a X y o Z hablando en inglés? o portugués, o italiano? esto de la traducción, para mí, es malo malo...