lunes, 19 de junio de 2006

¡Se diviertan, coño!


Declaración del lunes: Me pone malo esa gente empeñada en hacerle a uno divertirse como, cuando y donde ellos creen. No me refiero a los findeaño, sanvalentines y esas cosas (que también) sino esa gente empeñada en saber mejor que uno mismo cuál es la mejor forma de pasarlo bien y te sueltan cosas como "tu calla, que ya verás como luego te ríes" o "si no vienes te vas a arrepentir" (no, bonita, si voy es cuando SEGURO que me arrepiento).
The last (but not least) ejemplo de lo que les digo las "jornadas de empresa". Para "hacer grupo", "estrechar lazos" y otras sandeces propias de los/las ociosos empleados de los departamentos de recursos humanos y/o marketing, comunicación y otras hierbas venenosas. No, no seré políticamente correcto diciendo que "tengo muchos amigos en que trabajan en eso" o que "vaya por delante mi respeto" o paridas de esas tan de moda en la súper moderna blogocosa (si me dan 1 euro por cada frase de esa que les encuentre me hago rico). Alguien puede decirme qué tiene de divertido hacer el tonto en chándal con la gente a la que diariamente detestas. ¿Qué lazos se estrechan con el tipo que desprecia tu trabajo haciendo una carrera de sacos con él? como no sea el lazo de una cuerda que le eches al cuello...
Resulta que eso es lo que me ha alejado de mi consulta desde el jueves. Les cuento que recibí un amable mail a primeros de la semana pasada del mismísimo director general (en realidad de su secretaria escribiendo "on behalf of" que el outlook es lo que tiene) invitándome amablemente a una jornada en la que nos contarían los planes de futuro. Todo eso en un agradable ambiente relajado. El mail terminaba con estas palabras:
"Dado que vamos a desarrollar actividades al aire libre, aconsejamos zapatos deportivos y ropa cómoda."
Mmmmm. Se huele la tostada. ¿Actividades al aire libre? ¿qué quiere decir exactamente? ¿en qué consiste la ropa cómoda?. En llamada telefónica para saber en qué consiste exactamente el invento al cerebro del invento (menudo celebro, que diría mi abuelo) va la tía y me dice "es ssssecreto. No puedo decir nada, pero es ssssúperdivertido" (en realidad, empleó el ¿adjetivo o adverbio? súper delante de casi todas las palabras que dijo, además sssúper, así, con ese líquida que dirían los fisnos) "es para que no sea un sssúpercoñazo. Si sssúperademás nos lo sssúpervamos a pasar muy sssúperbien. Va a ser sssúperdivertido!". Y el clásico "venga anda, no seas sssúperaburrido". ¿aburrido?, será imbécil. Si yo soy muy sssúperdivertido, no te jode, pero es que si no hay sssúperzoofilia como que me aburro, no te jode la sssúperpija. (eso fue lo que pensé en contestarle pero me contuve, que soy un tío educado en los mejores colegios públicos del barrio). Buena técnica esa. Insultar para convecer. Conmigo caso lo sssúperconsigue.
Yo, cual gabino-diego-estudiante-de-Eton, adopté la técnica del carnero, you know?, y pasé de todo. Además el jueves amaneció con una tormenta de padre y muy señor mío a lo que yo pensé que igual se suspendía el evento y todo quedaría en una deliciosamente cómoda y aburrida charla en el auditorio, calentitos, sequitos, y todo eso. Nada más lejos de la realidad.
Así que me fui a currar (por cierto llegué empapado de agua y sudor a partes iguales por el diluvio y la hora que estuve atrapado en el-dicen, aunque yo lo dudo, que es el mejor- metro) y al rato me dice mi jefe "Tú tienes que ir. Eres nuevo. Es una orden, tienes que ir y pasártelo bien". Qué manía con que me lo pase bien, coña. Este sí me convenció. De lo primero, claro. Y allí que me fui.

Yo me las apañé para llegar a las 14:30 horas con la excusa de que tenía que terminar nosequé, y luego ir a casa a cambiarme (el traje no se considera ropa cómoda y calzado deportivo, no?). Si vieran la cara del taxista cuándo le dije dónde tenía que llevarme. Pasó del "dónde coño está eso?" al "con esta carrerita ya he echado el día" en menos de medio milisegundo (por supuesto, el taxi lo paga el de la orden, faltaría más).

Como había dejado de llover a eso de las 9.30, el sarao había empezado puntual, así que cuando llegué me encontré con el director general, en persona, no su secretaria (que también estaba, claro), con la cara pintada de colores, tocando djembés, darbukas y toda clase de instrumentos de percusión. Me contaron que la tirolina, el tiro con arco, las danzas tribales y todo eso ya había terminado (menos mal). A esa hora ya sólo quedaba media para que empezara el cocktail y almuerzo así que me quedé a la sombra tomando algo hasta que terminaron. Luego comida y a casa. Total, día sssúperperdido.

Sigo pensando lo mismo que antes de mis compañeros. Los que me caen bien, pues eso, que me caen bien aunque tengan menos coordinación que pedro reyes en mira quien baila y los que no, no van a cambiar por cantar un himno tribal cual si del orfeón keniata se tratara.

Si por lo menos hubiera sido un paintball... yo habría intentado reventarle el casco a pegotes de témpera a más de uno, aunuqe hubiera ido en mi equipo, que en todos los ejércitos hay traidores y desequilibrados. Y soy sssúperdesequilibrado. Un aútentico sssúpermajadero.

Ahora les dejo con España, que juega dentro de un ratito y mañana el 90% de las entradas que lean serán para la furia, el sabio, el niño, y toda la banda.

7 comentarios:

elkeuno dijo...

a mi me espera algo asi como parque temático de arboles acrobáticos el día 7 de julio. Me da un poco de miedo, la verdad.

Y la semana siguiente barra libre en Valencia 2 días. Eso está mejor.

Deyector dijo...

Yo ya me buscaré alguna excusa convincente para el de mi empresa (me temo que el "nomesaledelforrolaspelotas" no esté bien visto, una pena), pero tengo la firme intención d eno ir a perder un día entero confraternizando con quien no me importa una mierda.

Dr. Malcolm dijo...

elkeuno, 2 días de barra libre!! así me hago amigo hasta de los camareros..
deyector: si te funciona, mándame la receta para la próxima función

Anónimo dijo...

Un artículo ssssúperbueno que me ha sssúperencantado :-)

ana dijo...

oye, vente al imperio kobra, te lo vas a pasar super bien

dottoressa dijo...

pero malcolm, si es súper-divertido escaquearte de cantar "oh happy day" (ooh happy daaay) delante de tus jefes, dejando plantados a los representantes de los demás países haciendo el súper-ridículo en el escenario...

Veva dijo...

joer, cómo me alegro de ser funcionaria! todavía tengo los pelos de punta despues de leerte!