martes, 21 de febrero de 2006

El curro más chungo




Antes de cambiar de curro, no tenía tiempo para casi nada. Por supuesto, no para tener un blog. Ni siquiera los leía, a excepción de los de Jordi y de Arcadi Espada (últimamente he dejado de leer este último).

Antes de cambiar de curro y para no desesperar, junto con dos compañeros, solía hacer una lista de sitios peores para trabajar y de trabajos más odiosos que el nuestro. Por supuesto, los primeros que se nos ocurrieron eran los trabajos físicamente penosos: mineros, estibadores, albañiles, jornaleros en la vendimia o en la varea de la aceituna,... Luego están los trabajos que alienan de verdad: estar en una cadena de montaje con ruido ensordecedor poniendo remaches con una pistola durante 8 horas al día o clasificando fruta en una cooperativa. Tambien son jodidos.

Pero, a partir de ahí, la cosa se complica. No es fácil seguir la lista: ¿taquilleros del metro?¿barrenderos?. Seguro que no son la panacea pero teníamos la sensación de que no estaban del todo mal. Según se dice los trabajos nocturnos se pagan bien. Otros dejan tiempo para pensar en otras cosas, para leer, ...

Decidimos, casi por unanimidad, que el peor trabajo que se nos ocurría era el de telefonista de radiotaxi, en general y en Madrid, en particular.
Imaginábamos a la pobre señorita metida en un cubículo con los auriculares y la emisora durante horas "alguno-para-conde-de-casaaaal?" o "avenida-de-la-ilustracióoon?" con ESA voz: "ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-taaaaaa". Siempre la misma cantinela. Invariable. Vistos cómo son y cómo están algunos taxis del foro, no es difícil suponer que no gastan demasiado en las condiciones laborales de esas chicas (dónde están? cuánto ganan?cuánto dura su jornada? nadie lo sabe).
Tampoco se les permite distraerse. El teléfono no deja de sonar y hay que enviar anuncios sin parar. "uno-con-maletero-grande-para-avenida-de-los-pobladoooos?" No es posible evadirse en ningún momento.
Sigo pensando que es el curro más chungo.
Por supuesto, se admiten opiniones y sugerencias para la lista.

3 comentarios:

ana dijo...

no se si el curro más chungo pero alguien que llevaba muy mal su curro era rosa administración de la resi (así, todo junto), bueno, ahora creo que está mejor, se casó con un alumno de doctorado. Y es que les tiraba a todos, os acordáis de torsten, también conocido como tonten...?

ana dijo...

como no comenta nadie sigo yo, para que no se diga. Sabeis lo que me mandaban hacer rosa e inma cuando estaba de portera en la resi? limpiar con alcohol y algodón tarjetas-llaves...así pasaba, que a mi no se me caían los anillos, en peores me he visto, pero me quedaba con unas cuantas

Juan dijo...

Esto me lo envió un colega y da que pensar. Por supuesto, no es original, muchos ya lo habreis leído y circula por internet desde tiempo inmemorial, pero bueno, el caso es hacer una aportación (que he recibido queja). Dice así:

"Si piensas que odias tu trabajo, haz lo siguiente:

En el camino de vuelta a casa desde el trabajo, para en una farmacia y ve hacia donde están los termómetros.

Tienes que comprar un termómetro rectal de Johnson & Johnson (no quería citar marcas, ta que J&J no me paga por ello). Asegúrate de coger ese modelo y esa marca.

Cuando llegues a casa, echa el pestillo, baja las persianas y descuelga el teléfono para que nadie te moleste durante tu sesión de terapia.

Ponte ropa muy cómoda, como un camisón o pijama ligero, y échate en la cama.

Abre el paquete y saca el termómetro.

Ponlo con cuidado sobre tu mesilla de noche para no romperlo.

Coge el prospecto y léelo. Encontrarás en letra pequeña la frase: "La calidad de cada termómetro rectal fabricado en Johnson & Johnson ha sido verificada personalmente".

Ahora cierra los ojos y repite en voz alta:

"¡Estoy tan contento de NO trabajar en Control de Calidad en Johnson & Johnson!".