lunes, 29 de mayo de 2006

retazos

Lo sé. Ha pasado todo el lunes y no he escrito nada. Me he dedicado a contestar lo mejor que he podido los comentarios que me dejábais en la última entrada. Tenía a medias dos entradas (de las que publicaré) una sobre Lanzarote y otra sobre las guías de viaje, ahora que viene la época de pensar dónde ir de vacaciones, pero aún no las he terminado.
Por otro lado, hace un par de semanas estuve en crisol a dar una vuelta. Llegué a la H (que allí el alfabético es el orden imperante, no como en Corte Inglés, como ya os conté) y vi Michel Houellebecq y pensé: "Tráeme algo de Houellebecq que tengo yo cuerpo de Houellebecq".
[Ya sé que estaréis pensando que vaya entrada de retazos, pero paciencia que todo acaba encajando]
Como nunca había leido nada del interfecto decidí empezar por algo ligero. Elegí "Lanzarote" (Ed. Anagrama). Una novelita corta. Más bien una entrada de blog extendida algo artificialmente, por cierto, en la que el escritor narra un viaje en pleno cambio de milenio a la isla canaria. Contiene algunas perlas sobre lanzarote y sobre las guías (ahi lo tenéis!), en particular sobre La guide du routard, que ya estaban presentes en esas entradas a medias, así que me veo obligado a retocarlas.
Mientras os presento a mis sobrinitas, aquí.
PD: guardaros, por el momento, los comentarios sobre las guías de viaje, vale? os prometo una entrada para explayaros a gusto.

4 comentarios:

ana dijo...

esta entrada tuya de hoy bien vale un messi eres mu sessi

Dr. Malcolm dijo...

a entradas comodín, comentarios comodín.
Me lo merezco (como míchel)

elkeuno dijo...

Yo también me dije un día: "pues no he leído nada de Houellebecq", y me compré Ampliación del campo de batalla. Es corta y habla con muy mala leche de la consultoría tecnológica. Al final es un poco cargante pero tiene la habilidad de hacerte sonreir con el mal ajeno...

Dr. Malcolm dijo...

sí sí, ajeno...